Se estabiliza el mercado inmobiliario: subieron las ventas de casas usadas y los arriendos de departamentos